cgPágina principalMapa del sitioAgregar a favoritosImprimirEnviar a un amigocd
 
Vign_image
Los accidentes caseros
más frecuentes son las caídas, las quemaduras y las intoxicaciones.

Las caídas y fracturas pueden producir un grave deterioro de la calidad de vida del adulto mayor. Entre los factores que aumentan su riesgo están:

La falta de actividad física, que favorece la descalcificación de los huesos (osteoporosis), la pérdida de agilidad, y la pérdida de la capacidad cardíaca y respiratoria.

Consumo de alcohol y sedantes, que disminuyen la atención a los obstáculos y aumentan la imprudencia y el desequilibrio.

Daño cerebral, que causa torpeza o debilidad del movimiento y falta de cuidado por imprudencia.

Defectos de la vista, especialmente si se asocia a la falta de iluminación.

Los sitios más peligrosos en la casa son el baño y la cocina; en el primero se sufren caídas al resbalarse, al entrar o salir de la ducha, en la segunda, quemaduras. También influyen los muebles chicos y atochados, la falta de luz, las alfombras pequeñas que pueden resbalarse; los zapatos sin tapillas.

La descalcificación de los huesos (osteoporosis) puede ser causa de fractura de cadera frente a movimientos bruscos, aun sin caerse, o puede causar fracturas vertebrales con dolor de espalda.

•Los accidentes pueden evitarse con precaución.
•El adulto mayor está expuesto a accidentes si tiene fallas de la vista, agilidad y atención.
•El instalar apoyos especiales, el orden y buena iluminación de la casa pueden prevenir los accidentes.
•En caso de caída con mucho dolor: mover al paciente lentamente, con gran cuidado.
LAS QUEMADURAS pueden deberse a varias causas: torpeza motora en el manejo de una tetera, caídas sobre una estufa o brasero, una bolsa de agua caliente que se rompe durante el sueño.

•El riesgo de la quemadura es mayor en el adulto mayor.
•Procurar asistencia médica y/o de enfermería.
•No colocar medicamentos ni ninguna sustancia sin indicación médica.
•Si es necesario lavar, usar sólo agua y jabón.
LAS INTOXICACIONES son accidentes muy frecuentes. Pueden deberse a medicamentos (ver: Riesgos de los medicamentos). Otras veces se deben a calefacción mal encendida y/o falta de ventilación. Otra causa frecuente es el uso de envases de alimentos o bebidas para guardar sustancias tóxicas (cloro, bencina).

•Evite medicamentos no indicados por el médico.
•Sea prudente al usar la calefacción.
•Si tiene sustancias tóxicas, el envase debe decirlo.
© 2012